Otras Enseñanzas Misceláneas

La Familia Eterna

Mormones creen que el matrimonio es ordenado por Dios. En la cultura Mormona, hay dos tipos de matrimonios.

  • El matrimonio por la eternidad. Los Mormones creen que, si es realizado por una persona quién posee la autoridad apropiada dada por Dios, el matrimonio puede durar para siempre, incluso más allá de la muerte. De hecho, el matrimonio es considerado esencial para el progreso eterno en esta vida y en la siguiente. Mormones llaman esta clase de matrimonio eterno un “sellamiento.” Los hijos también pueden ser sellados a sus padres, entonces además de enlaces maritales otros enlaces familiares también pueden ser eternos. Por motivo que los sellamientos son tan sagrados y tan esenciales para el progreso espiritual, se realizan solamente en templos SUD y a veces así son llamados, “matrimonios del templo.”
    • La iglesia ha tenido cuidado especial, especialmente en años recientes, para ofrecer apoyo a los que por cualesquier razón no pueden gozar de las bendiciones de un matrimonio eterno. Aunque el estilo de vida Mormona sea muy centrado en la familia, los adultos solteros y otros que no han recibido las bendiciones de un matrimonio del templo sin embargo hacen contribuciones significativas a la comunidad Mormona. Dios los bendecirá por su fidelidad. Dallin H. Oaks explicó en 1996 que las personas que por ninguna imperfección propia no pueden gozar del matrimonio eterno en esta vida no serán penalizadas en la vida que viene si siguen siendo fieles en guardar los mandamientos de Dios.
  • Matrimonio por el tiempo. El matrimonio por el tiempo es limitado por el tradicional “hasta que la muerte los separe”. En la comunidad SUD tales matrimonios son realizados típicamente en capillas SUD, generalmente por obispos SUD. Las razones para elegir casarse para el tiempo son muchas e incluyan los siguientes:
    • Una vez que se tome la decisión de casarse, la preparación para el matrimonio eterno puede demorar hasta un año dependiendo de las circunstancias individuales de la pareja y su experiencia/actividad en la iglesia. Aunque la iglesia lo desalienta, algunas parejas eligen casarse por el tiempo antes que la preparación del matrimonio eterno completase. En tales casos, un año adicional de preparación se requiere antes que el matrimonio del templo pueda ser realizado.
    • Un cónyuge no esta interesado en prepararse para un matrimonio eterno. Éste es a menudo el caso cuando Mormones se casan con personas de otras religiones.
    • Los que viven en relaciones de cohabitación que están interesados en convertir al Mormonismo se casan por el tiempo para calificar para el bautismo. Después de un año de crecimiento y aprendizaje en la iglesia, tales pares se pueden casar para la eternidad.

La preparación típica para un matrimonio eterno incluye frecuentar la iglesia regularmente y obedecer los mandamientos de Dios.

  • Para una pareja recién converso, la preparación para el matrimonio eterno del templo incluye un año de actividad completa en la iglesia.
  • Cuando alguien se convierte pero el cónyuge elige 1) no hacerse un miembro de la iglesia o 2) no prepararse para el matrimonio eterno, el matrimonio del templo no es posible. En tales casos, sin embargo, la cotización de Élder Oaks del año 1996, citada arriba, ciertamente se aplica. Los que hacen todo lo posible para seguir a Cristo pero, por ninguna culpa propia, no pueden gozar de un matrimonio del templo en esta vida, no serán negados ninguna bendición en la vida que viene. Muchos Mormones se encuentran en esta situación. Estos miembros fieles hacen contribuciones importantes y son miembros valorados de la comunidad SUD.
(Escrituras: El Matrimonio)

El Trabajo Vicario del Templo

Los Mormones creen que después de esta vida los seres humanos continúan progresando espiritualmente. Consideramos el bautismo y otras ordenanzas, realizados por personas autorizadas de Dios, pasos importantes en este progreso espiritual. Muchos de nuestros progenitores, sin embargo, no tenían la oportunidad de recibir estas ordenanzas. Muchos vivían en épocas en cuales la autoridad de actuar en el nombre de Dios, la autoridad de bautizar, no se encontraba en la tierra. Todavía otros vivían en países donde el evangelio no había sido predicado. Solamente un Dios injusto limitaría el progreso eterno de tales individuos. El progreso debe depender de decisiones personales, no de factores más allá del control humano. Para prevenir esta injusticia, Dios ha proporcionado una manera que los que han fallecidos poden recibir las ordenanzas esenciales del evangelio.

  • Mormones creen que entre Su muerte y resurrección, Cristo visitó los del mundo de los espíritus que nunca habían tenido la oportunidad de aprender sobre Su evangelio o de recibir las ordenanzas esenciales. Él les predicó y estableció entre ellos un programa misional, enviando los que habían recibido el evangelio para enseñar a los que no habían. Con estos esfuerzos, muchos de nuestros antepasados han aceptado el evangelio de Cristo. Desafortunadamente, estos convertidos carecen cuerpos físicos, entonces las ordenanzas tales como bautismo no pueden ser realizados.
  • Los miembros de la iglesia en la tierra investigan sus historias familiares. Cuando aprenden sobre sus antepasados, someten sus informaciones individuales a los templos SUD.
  • En templos, Mormones realizan bautismos y otras ordenanzas vicariamente en favor de sus antepasados. Ésos en el mundo de los espíritus así reciben la oportunidad de aceptar o de rechazar ordenanzas esenciales, en armonía con el concepto del libre albedrío.”

Los efectos del trabajo vicario del templo en los vivos son profundamente positivos. El trabajo vicario del templo amplía el énfasis Mormón en la familia inmediata para incluir las generaciones pasadas. Ayuda los Mormones a mejor entender sus raíces y su lugar en el plan de Dios. Malaquías 4:5-6 enseña, “He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible. El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición.” Mormones creen que “volver el corazón” es el trabajo de historia de la familia y el trabajo subsiguiente hecho en los templos, trabajo que une a familias a través de las generaciones.

El templo en Hawai

29 Responses to “Familias y Templos Mormones”


Leave a Comment





 
(Su e-mail nunca será publicado)


caracteres restantes