¿Cómo son las bodas en los templos mormones (sellamientos)? ¿Son secretas?

Anónimo,



3 Responses to “¿Cómo son las bodas en los templos mormones (sellamientos)…”


El Santo Gringo
August 9, 2010
Templo Mormón
El templo mormón de Recife, cerca de Recife, Brasil.

Muchos se preguntan cómo son las bodas en un templo mormón. La cultura mormona es muy distinta en muchos sentidos, incluso en los simbolismos que utiliza. Tal como las bodas indias difieren enormemente de las bodas occidentales, así también las bodas mormonas difieren. Los individuos de mente abierta celebrarán la diversidad cultural en lugar de condenarla.

Es cierto que los mormones consideran sus ceremonias matrimoniales muy sagradas, pero no son secretas. Permíteme describir mi propia boda en el templo mormón de Salt Lake.

Antes de la ceremonia, llamada “sellado” en la cultura mormona, mi esposa y yo nos sentamos en silencio en la habitación celestial del templo. Los mormones tienen un sentido muy desarrollado del espacio sagrado. El salón celestial es el espacio más sagrado de todos los del mormonismo, un lugar donde uno puede estar en comunión con Dios. En este espacio tranquilo y sagrado, mi esposa y yo hablamos en voz baja acerca del importante trabajo que estábamos a punto de hacer.

Después de unos minutos, nos llamaron a la sala de sellado. La sala de sellado se divide en dos mitades. En un medio, hay varias filas de sillas para la familia del novio, y en el otro lado hay varias filas para la familia de la novia. En el centro de la sala de sellado se encuentra un sencillo altar. El novio se arrodilla a un lado del altar, y la novia se arrodilla por el otro. Ellos se miran a los ojos uno al otro y se toman de las manos durante la ceremonia.

Hay grandes espejos paralelos en los lados opuestos de la sala de sellado. Los espejos son paralelos de manera que reflejan el uno del otro, de modo que cuando la novia y el novio se reflejan en el espejo, se ven en la eternidad. La eternidad representada por un espejo simboliza los antepasados que precedieron a la pareja, y la eternidad representada por el otro espejo simboliza sus muchos descendientes. Los “sellamientos” no solo unen marido y mujer, sino también los niños y los padres. Así, los “sellamientos” son una forma de vincular todas las generaciones humanas como una sola. Estas generaciones humanas infinitas están representadas por los infinitos de los dos espejos.

La novia y el novio no están vestidos con esmoquin y el vestido como en una boda típica, sino más bien en la ropa tradicional asociada con la “ceremonia de la investidura”, a través del cual han pasado la novia y el novio antes del “sellado”. En la ceremonia de la investidura, la novia y el novio hacen promesas sagradas a Dios. Prometen dedicarse a hacer Su voluntad y seguir Sus mandamientos. Como parte de la ceremonia de la investidura, la novia y el novio colocan vestiduras ceremoniales sobre sus propias ropas blancas “de templo” (pantalones y camisa para los hombres, la vestimenta para las mujeres). Los ornamentos simbolizan sus nuevos compromisos con Dios. Al usar esta ropa ceremonial durante el mismo “sello”, la novia y el novio se recuerdan las promesas que hicieron a Dios en el momento de su “investidura”. Considerando que antes de que fueran sellados cada uno tomo la responsabilidad de cumplir por esas promesas de forma individual, después del “sellado” tendrán esa responsabilidad como pareja. De esta manera el “sellamiento” no es sólo un acuerdo entre la novia y el novio. Es un acuerdo entre la novia, el novio y Dios.

Con el novio y la novia viéndose a los ojos en el altar central, la ceremonia comienza. No hay damas de honor o padrinos. Nadie entrega a la novia en el pasillo. En su lugar, el padre, llamado “sellador” en la cultura mormona, comienza con una declaración personal que es dirigida por el espíritu de Dios. Mi sellador, por ejemplo, habló de los desafíos del matrimonio, así como de sus grandes recompensas. Lo que más emotivo de sus palabras fue cuando proclamó que Dios aprobó nuestro matrimonio. Esta declaración me hizo llorar de alegría.

Al finalizar esta declaración, el sellador pronuncia un conjunto de palabras ceremoniales. En lugar de terminar con “hasta que la muerte los separe”, la ceremonia termina con “por tiempo y eternidad”. Esto es quizá lo más importante en el sellamiento. Los mormones creen que, si se realiza por alguien con la autoridad para actuar en nombre de Dios, una familia puede durar no sólo para esta vida, sino para toda la eternidad. Incluso después de la muerte, marido y mujer pueden estar juntos. Pueden progresar juntos a ser más semejante a Dios por la gracia de Jesucristo. El conocimiento de que mi esposa y yo podemos estar juntos por siempre me ha traído gran alegría. Estoy tan agradecido por ella, y estoy tan agradecida de que Dios nos ha dado la oportunidad de estar juntos por toda la eternidad.

Luego de la ceremonia, muchas parejas mormonas intercambian anillos, aunque no es parte de la ceremonia de sellado. El novio y la novia se ponen de pie en la sala de sellado y las familias de ambos pasan con ellos para abrazarlos y darles palabras de consejo. Después de quitar las vestiduras ceremoniales, la novia y el novio salen del templo con esmoquin y vestido de novia tradicional y suelen tomarse fotos en los jardines del templo.

En las mentes cerradas de personas que están acostumbradas a condenar a aquellos cuya cultura es diferente, el “sellado” puede parecer extraño. Pero para los mormones, es una manera hermosa y altamente simbólica de comenzar una nueva vida en pareja, comprometidos con Dios. Yo atesoro mi boda en el templo. Atesoro el saber que mi esposa y yo seremos uno después de la muerte, por la eternidad.

Mi boda en el templo fue uno de los eventos más sagrados en mi vida y recuerdo con mucho cariño ese día.

(Traducido por Alejandra Mendoza. Leer el artículo en la lengua original.)

Anónimo
April 20, 2012

Me parecio muy bonita la experiencia que lei del sellamiento, no es usual entre las bodas de otras denominaciones que se hacen llamar cristianas, cuando en verdad no lo son. Particularmente me encanto el hecho de que no se van a poner vestidos de novia ni smoking para la ceremonia, ya que eso da mucha calor y cosas asi, pero lo que mas me gusto fue que la persona que en las otras denominaciones les llaman padrinos, dan un discurso inspirado por el poder del Espiritu Santo(como en todos los discursos a los cuales he tenido la dicha de ir). Yo soy mormona desde hace 4 meses y siempre quiero descubrir cosas nuevas, esto del sellamiento me marco para siempre y me gustaria que si la persona que me gusta tambien le gusto yo como para casarnos, despues de la boda civil, me gustaria al año sellarme, junto con mis hijos, si es que los tengo. En el nombre de Jesucristo, amen.

Agustín
August 12, 2010

Primero definiré, (las bodas son secretas), en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no hay secretos. Lo que para el resto de las personas se consideraría secreto, para nosotros es sagrado, lo sagrado no tiene ninguna relación con ventilar o exponer ante los demás lo que para Dios es serio y delicado. Lo sagrado tiene una total relación con el reverencia, respeto y madurez. Lo que no se sabe y todos podemos llegar en algún momento a saber y lo que para otros seguirá siendo un secreto, se llama madurez. Hay etapas que de acuerdo a la madures espiritual de una persona e incluso en la misma iglesia cada persona debe vivir, un ejemplo muy practico de ello podría ser: que no podemos darle de comer carne a un bebe, sabiendo que se podría atascar la carne en su garganta y podría morir. El recibir conocimiento de Dios y de sus ordenanzas sin tener la madurez espiritual debida nos podría desorientar y nos dejaría muchas preguntas sin respuestas.

Es preciso que cada ser humano que pisa esta tierra sepa en forma personal por medio de una oración si es un hijo de Dios nuestros Padre Celestial, si Jesucristo es su hijo quien pago el precio de los errores y si la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es su reino que de nuevo esta en la tierra en preparación para la segunda venida del Mesías.

Acerca de como son las bodas. Simples, hermosas, emotivas, reverentes, llenar de amor y sagradas en su contenido.

Leave a Comment





 
(Su e-mail nunca será publicado)


caracteres restantes